• Los gestos olvidados
  • El final de la canción
  • Make it work
  • Tenemos derecho a jugar
  • Techos
  • Te echo de menos
  • Le phare du Four
  • Hug
  • Es necesario
  • La rugosidad de las piedras
  • Un paciente en disminución
  • Viaje de ida (IV) - Caja de folios con recuerdos
  • Viaje de ida (III) - El canto de los vencejos
  • Viaje de ida (II) - El cajón de los incendios
  • Viaje de ida (I) - La habitación de las cosas
  • Siete minutos de silencio llenos de vida
  • Como los demás creen que uno es
  • Saber leer
  • Señor Lápiz
  • ¿Para qué quiero este dedo?
  • Milo tiene ganas de volar
  • Children of God
  • Milo tiene ganas de pasear
  • Diente de león
  • Las hermanas Bunner, Edith Wharton
  • Beautiful thing
  • Volver
  • Echar a volar

4.12.13

Tenemos derecho a jugar

4 de diciembre de 2013


Tenemos derecho a jugar.
A ganar por insistencia.
A perder por un descuido.

Jugamos a las pertenencias. Al tiempo que nos miramos como desconocidos. Al dolor, a la caricia, el pulso. Jugamos a tenernos lejos. A llamarnos con indiferencia. A empezar a querernos en secreto. Como niños en una noche de verano, jugamos al recuerdo. Y recordamos. Jugamos a la lluvia y el viento. A las bicicletas. A ese juego nuevo al que nunca nadie ha jugado. Jugamos al detalle y la sorpresa. A la indiferencia y el olvido. Jugamos sin reglas ni turnos, sin dados ni fichas ni tablero. Sin cuerdas, sin balones, sin dibujos. Juego yo, juegas tú, juega el otro. Jugamos a inventar juegos, cambiar juegos, destrozar juegos. Jugamos a la soledad y a la promesa. A acariciarnos. Los labios con los dedos y los dedos con los labios. A terminar el día juntos y a empezarlo de nuevo. Jugamos a lo que queremos, a lo que nos han enseñado, a aquello de lo que nos avergonzamos. Jugamos tarde, mal y nunca, y cuando no podemos, incluso entonces también jugamos.


1 comentarios:

ingeborg

He regresado nuevamente por acá y vuelvo a sorprenderme.
¡Qué hermosa forma de escribir! Gracias por seguir armando tu Maldita Bonhomía.

Dí lo que piensas...

 
Maldita bonhomía Copyright © 2011 | Tema Diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger